Seleccionar página

La sociedad mendocina anotó un nuevo párrafo en la historia provincial con la aprobación del proyecto de ley de Paridad de Género.

Y es que Mendoza vive desde hace 15 días una especie de vorágine feminista, donde muchas mujeres, y algunos hombres, hicieron movidas magistrales para concretar un nuevo paso hacia la justicia de género.

Durante años militantes y legisladoras de la causa se manifestaron en actos, caminaron pasillos y golpearon puertas. Fueron sumando adeptas que se transformaron en compañeras de lucha, compañeras de todos los partidos políticos que se tomaron de la mano y fueron deconstruyendo y a la vez construyendo.

Cimentaron una nueva perspectiva, más justa, sorora y equitativa. También sumaron compañeros que en su andar silencioso batallaron a la par.

Mendoza es difícil. Una sociedad de antaño con una cultura conservadora y machista, como muchas otras, pero que siempre estuvo a la vanguardia del oeste argentino por ser pionera en los cambios. Pero claro, le faltan algunas libertades más.

Grande fue la visión con la conformación de la multipartidaria, y más grande aún el haber trabajado con diferencias, pero con un propósito ideológico claro. ¿Cómo lo hicieron? Simple. Con un objetivo: la equidad y la justicia para todas, todos y todes.

La lista de las personas que movieron las piezas es enorme, pero vamos a centrarnos en las mujeres que vienen batallando en el Senado desde hace un tiempo.

Laura Montero, la primera vicegobernadora de la provincia cuyana. Si hay alguien que jugo, y bien, es ella. Con la agudeza y la rapidez que la caracterizan tuvo la valentía de apurar el tratamiento promoviendo una iniciativa consensuada por los partidos que componen la Cámara alta, y que con las políticas implementadas desde el inicio de su gestión sumaron visiones de la sociedad en su conjunto.

Dijimos valentía, ¿por qué? Porque sólo una valiente puede meter presión a un gobierno de su mismo color político y a escasos días del cierre de las sesiones ordinarias de la Legislatura provincial, sin titubear y moviendo hasta el último recurso.

Inmediatamente tomaron la posta María José Sanz, diputada, y Daniela García, senadora.

Sanz promovió el proyecto que había presentado años atrás y que el machismo que abundaba (¿y abunda?) había parado. Logró acuerdos con diputados, fue protagonista de la histórica sesión del miércoles pasado y consiguió el camino al Senado.

Fue el momento de García. Daniela -la Dani para los correligionarios- en la sesión de ayer tomó la batuta, infló los pulmones y discurseó cual Margarita o Florentina. Convenció a muchos, dejó callados a pocos e hizo estallar a la multitud que estaba ansiosa esperando la aprobación.

No imaginamos qué le habrá dicho Juan Carlos Jaliff antes o después de la sesión, pero que el ex vicegobernador menduco abrió los ojos, y gigantes, nadie lo puede negar.

Años llevó la lucha. Más tropiezo que alegrías, pero se conquistó una libertad. Se están construyendo nuevos paradigmas con un feminismo que avanza y una sociedad que se hace más justa, equitativa, crece y evoluciona. Se está haciendo historia. Paridad es ley.

No quisimos perdernos de hablar con “la Dani”, precisa y motivadora como siempre.


¿Cómo fue el proceso del proyecto en la Cámara de Senadores?

El proceso fue de varios años porque es un tema bastante resistido en general por algunos varones y por algunas mujeres también, entonces hubo que hacer un camino de concientización, sensibilización, de explicar por qué era necesario sancionar esta ley, para que trabajemos en conjunto y para que se vea mayor representada la mujer en el ámbito de decisiones públicas.

PrevNext

1234567891011

¿Qué sentiste durante la sesión al estar tratando un tema tan importante mientras el recinto estaba lleno de mujeres?

Fue muy importante el acompañamiento de la militancia, de las mujeres que trabajan en los barrios, comités, universidad, porque son las protagonistas de esta ley de paridad, y van a ser las protagonistas próximamente. Entonces tenemos que propiciar la construcción de esos liderazgos, porque la verdad es que no hay que demostrar capacidad, pero la sociedad si exige que las mujeres demostremos que somos ampliamente capaces y que tenemos la responsabilidad de hacerlo con objetivos claros y con logros que sean en pos de los beneficios de la ciudadanía toda.

¿Cuáles son los desafíos que tenemos las militantes radicales a partir de la sanción de esta ley?

Todas las militantes radicales tenemos una agenda de género que se construyó hace un par de años y que habitualmente trabajamos en los Encuentros de Mujeres Radicales, y no solo allí sino también en los Encuentros Nacionales de Mujeres. Nosotras/os no podemos quedar fuera de esa agenda ya que siempre hemos sido quienes llevamos adelante una agenda más progresista, aunque hoy estemos un poco retrasados, entonces tenemos que tratar de esforzarnos en que esa agenda no decaiga, sino por el contrario ponerla en valor, empezar a trabajarla en cada comité departamental y formarnos, seguir formando y concientizando con los próximos temas que se vienen. Entre esos temas podemos hablar también de la paridad en los sindicatos, en las cámaras empresariales, en las colegiaturas. Hoy dimos un paso hacia lo público, pero el sector privado también debe tener esa responsabilidad.

¿Cuál crees es el próximo tema en la agenda de género mendocina?

Creo que hay muchos temas que han quedado, como la paridad en otros sectores, pero también otros temas como el Protocolo para abortos no punibles, que debe quedar institucionalizado porque no nos basta con la buena voluntad de los y las decisores públicos, sino que es mucho más fuerte una ley y es mucho más importante para garantizar el beneficio y respaldar los derechos particulares de cada una de las mujeres de la sociedad mendocina, así que seguramente vamos a seguir construyendo una agenda en conjunto ya que estos son temas muy importantes, como también brecha laboral, economía de cuidado, en sí temas que nos atañen a todas y que son pequeños pasos para lograr una justicia social y verdadera equidad entre las sociedades.

Fuente: http://elcorreligionario.com/2018/10/03/haciendo-historia-paridad-es-ley/

WhatsApp chat